. . .

PSOE-A exige a la Junta «menos confrontación y unas instrucciones claras para el inicio de curso»

SEVILLA, 27 May. (EUROPA PRESS) –

El Grupo Socialista ha exigido al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que desde el Gobierno de la Junta «no vuelvan a confrontar» con el Ejecutivo de España «para tapar su falta de liderazgo y capacidad» en la toma de decisiones y «se trabaje ya en instrucciones claras y adecuadas» para el comienzo del curso escolar tras el verano, «pensando en la educación pública y no en sus propios intereses».

Así, en comisión parlamentaria, la socialista Beatriz Rubiño ha señalado que «el 13 de marzo las aulas estaban cerradas y ya que exigen tanta anticipación a Pedro Sánchez no tuvieron dotes adivinatorias para prever que dos meses más tarde los alumnos seguirían confinados», y le ha reprochado «la falta de instrucciones para continuar el curso desde los hogares, demandas por toda la comunidad educativa, y que llegaron dos semanas más tarde del estado de alarma» y las cuales ha tachado de «peregrinas».

Ha afirmado que cuando Educación habla de «autonomía de los centros lo hace de modo interesado», le ha reprochado que cuando habla del reparto de 7.400 tablets «suele olvidar que 5.600 las ha dado el Ministerio de Educación» y que «40.000 empleos de los servicios complementarios se han visto en peligro porque la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) les de la espalda». «Aún no tenemos datos de esos ERTE pero serán demoledores», ha avanzado. Además, ha criticado las «exiguas» indemnizaciones a las escuelas infantiles».

«Este Gobierno no puede seguir la técnica del avestruz y esconder la cabeza», ha recalcado Rubiño, y ha lamentado «la desatención desde Educación de niños en extrema vulnerabilidad que siguen sin recibir sus tres comidas diarias». «No son tiempos de experimentos, y menos con la educación pública», ha manifestado Rubiño, que ha lamentado que con «la decisión de ruptura» con el Gobierno central «están dejando en el camino a quienes peor lo están pasando».

«No vuelvan a confrontar como con las instrucciones de fin de curso», ha exigido la portavoz socialista de Educación, quien ha reclamado a Imbroda y el Gobierno andaluz que «dejen de usar a Pedro Sánchez como parapeto para justificar lo que no han hecho y trabajen en defensa de la educación pública».

Por su parte, Javier Imbroda ha defendido que el 13 de marzo los centros educativos tenían ya instrucciones ante el cierre de los mismos por el Covid-19 para continuar el proceso de aprendizaje desde casa, unas instrucciones «a las que se fueron añadiendo circulares». Ha destacado que con la ministra de Educación y Deporte, Isabel Celaá «la sintonía es buena» y ha defendido que «no buscaban ningún tipo de polémica» con el Gobierno central sobre el tercer trimestre, «solo que discrepábamos en la promoción y titulación de los alumnos porque se dio vía libre para que cada comunidad tomara una decisión y eso provocaba desigualdad».

Imbroda ha defendido que «se ha dado la mejor respuesta posible a una situación insólita, procurando proteger a nuestros alumnos más vulnerables, tratando de acompañar a nuestros docentes dentro de nuestras posibilidades para que pudieran tener herramientas para poder afrontar sus clase, para lo que han hecho auténticas filigranas y tratando de apoyar a las empresas de servicios complementarios para que no se desmantelara el tejido empresarial».

En este sentido, ha señalado que para él «es una absoluta insatisfacción que los trabajadores no hayan cobrado a final de mes», para añadir que «han requerido la documentación para adelantar el dinero y el 30% de las empresas no ha presentado dicha documentación», por lo que les ha pedido que «aceleren los procedimientos para poder abonar ese dinero y en 48 horas esos trabajadores estarán cobrando».

«Hemos intentado dar certezas dentro de esta incertidumbre», ha señalado Imbroda, que ha destacado que en medio de la polémica sobre la vuelta o no a las aulas este curso, «ya nos estábamos preparando para la vuelta a las aulas en septiembre».

Desde Adelante Andalucía, José Ignacio García ha señalado que «es un trimestre enormemente difícil pero hay muchas cosas que siguen pendientes y hay que mejorar» porque la educación a distancia «está aumentado las desigualdades entre los alumnos». Además, ha lamentado que «no se está haciendo un esfuerzo real en atender las necesidades de apoyo educativo» y que las instrucciones «llegaran dos semanas después de empezar el tercer trimestre y entrando en una polémica absurda con el Ministerio crearon el bulo del aprobado general, que no lo planteaba nadie».

Ha criticado que se hable de reconocimiento a los docentes pero se tenga el Sipri «a medio gas» y ha dicho que «no se puede sacar pecho con los servicios complementarios cuando hay casi 1.500 familias que a día de hoy no han cobrado». Sobre el plan de refuerzo estival, ha reconocido que «se han mejorado la mayoría de errores del año pasado», pero le ha pedido que «gaste estos recursos en un programa de refuerzo permanente durante todo el año».

VOX CRITICA «EL EXCESO DE CONCEPTOS ABSTRACTOS EN LAS INTRUCCIONES»

Desde Vox, Francisco Serrano ha resumido en «preocupación e incertidumbre» la situación actual y ha aludido «a la obligación de garantizar la seguridad» de los docentes y alumnos pero «también de garantizar dar una educación de calidad y el derecho a la igualdad».
Ha apostado por medidas de flexibilización en los centros y a la adaptación de las escuelas a los nuevos sistemas de aprendizaje como la educación digital, ha apuntado a «un exceso de conceptos abstractos en las instrucciones» y se ha mostrado en contra del aprobado general, que «va en contra del principio de esfuerzo».

La diputada de Cs María del Mar Sánchez ha destacado que Educación fue «valiente» ante esta situación y «en tres días se tomaron decisiones y se plasmaron en decretos leyes», en los que «se ponía la prioridad en los alumnos más vulnerables, en cómo ayudar a docentes y familias y a las empresas de servicios educativos». Pero, añade, «a cada certeza que daba la Consejería y la Junta se oponían las decisiones que tomaba el Gobierno central».

En este sentido también se ha expresado el popular Miguel Ángel Ruiz, quien ha puesto en valor el «esfuerzo» de la Consejería y la comunidad educativa ante esta situación, con docentes, alumnos y familias que «han estado a la altura de lo que se ha requerido» y se ha mostrado «muy sorprendido con la incertidumbre que ha ido generando el Ministerio, porque en cuestión de criterios para pasar curso o titular ha pasado la patata caliente a las CCAA sin establecer nada».

Todos los datos y noticias actualizados en el Especial #coronavirus

Fuente:Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *