. . .

Los aplausos colectivos a los sanitarios aguantan pero pierden intensidad en la desescalada

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) –

Los aplausos colectivos para homenajear el trabajo de los sanitarios y profesionales de servicios durante la crisis del coronavirus han logrado resistir pese a la fase de desescalada y a las peticiones para finalizarlos tras más de dos meses ininterrumpidos de agradecimientos desde el balcón y las ventanas de casa, aunque se han debilitado en los últimos días.

A esta iniciativa se ha sumado ahora las reivindicaciones del propio colectivo sanitario. La plataforma ‘Sanitarios Necesarios’ ha vuelto a convocar para este lunes, a las 20.30 horas, a los trabajadores de la sanidad para que salgan a las puertas de sus centros de salud «a dar visibilidad a la situación de precariedad» con su silencio.

«Ahora es el momento de luchar juntos y apostar por lo mejor que tiene nuestra sociedad. Por tener unas condiciones dignas de trabajo y para que la atención a la población sea la mejor siempre», anunció el colectivo en las redes sociales, cuya iniciativa fue apoyada, entre otros, por el actor Alberto San Juan.

Así, se cumplen 79 días desde que se iniciaran en las distintas ciudades y pueblos de todo el territorio nacional. La convocatoria surgió en redes sociales y aplicaciones de mensajería una vez que el Gobierno decretó el estado de alarma en marzo ante la propagación de la pandemia, siguiendo así los pasos de los italianos, que por entonces ya llevaban confinados desde hace una semana.

Fue con el confinamiento y las restricciones de movilidad más duras cuando los aplausos colectivos tuvieron su mayor apogeo. Los momentos más duros de la crisis sanitaria, que coincidieron con el famoso ‘pico’ de la epidemia, se saldó con el agradecimiento mayoritario de los ciudadanos a los centros hospitalarios, muchos de ellos al borde del colapso ante el alto número de contagiados y fallecidos.

Sin embargo, la desescalada, que ha aliviado en gran parte el confinamiento para evitar la propagación de la pandemia, provocó que un mensaje en redes sociales pidiera acabar con el agradecimiento diario a las 20.00 horas el domingo 17 de mayo, con un «aplauso final».

No obstante, parte de la ciudadanía sigue parando sus labores diarias para aplaudir a los sanitarios y profesionales de servicios básicos que no han parado en los días más duros de la crisis sanitarias. Muchos de ellos no han faltado a la cita a pesar de haberse resentido desde que están permitidas las salidas a la calle para pasear o hacer deporte.

APLAUSOS PARA LAS ALTAS HOSPITALARIAS

Los aplausos también se han convertido en el símbolo para despedir a los pacientes que reciben el alta médica o pasan a planta. Este domingo, el personal del Servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón (Madrid) ha despedido al paciente 2.000, llamado Pedro, con 88 años, que ha sido dado de alta en dicho centro hospitalario.

El personal ha dicho adiós a Pedro entre aplausos y él, en agradecimiento, les fue cantando: «Adiós con el corazón, que con el alma no puedo, al despedirme de ti, al despedirme me muero».

Todos los datos y noticias actualizados en el Especial #coronavirus

Fuente:Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *