. . .

Loquillo ofrece un concierto en el Wizink Center de Madrid con un aforo reducido de unas 1.700 personas

Loquillo ha irrumpido este viernes para ofrecer «Salud y Rock And Roll», vestir de tiros largos «la nueva normalidad» de la música española y romper el silencio ominoso que cayó sobre el multitudinario Wizink Center desde que Isabel Pantoja y Camela cantaran aquí sus verdades hace justo 4 meses. Unos 120 días después, el público ha vuelto a acceder al popularmente conocido como Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid para escuchar música en vivo, aunque en unas condiciones muy diferentes: bajo extroardinarias medidas de seguridad y un aforo reducido de unas 1.700 personas que, con todo, constituye el mayor congregado en un espectáculo en España en mucho tiempo.