. . .

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) –

La piloto española Laia Sanz (KTM) ha asegurado que salir desde tan atrás en la tercera etapa del Rally Dakar, tras la dura caída del lunes, ha sido «una faena», ya que el «polvo estático» y la «poca visibilidad» han condicionado su actuación y le han hecho estar menos «concentrada».

«Al acabar ayer en 38ª posición, hoy me ha tocado salir muy atrás y ha sido una faena, porque los primeros 100 kilómetros han sido en cañones, con el polvo estático y muy poca visibilidad. Incluso he tenido que parar varias veces porque no veía nada, además eran pistas rápidas en las que en condiciones normales iría a 130 km/h», señaló en declaraciones facilitadas por su patrocinador, Soficat Xerox.

La catalana, que ha terminado 32ª a 33 minutos y 39 segundos del ganador y que es ahora vigésima séptima, explicó también que después fue «mejor en la zona de arena». «Fui más cómoda porque ya no había polvo, pero quieras o no, la concentración no es la misma después de salir tan retrasada», subrayó.

Por último, Sanz apuntó que este martes se ha encontrado «mejor» de lo que podía «esperar». «De hecho, me ha dolido más el polvo que la cadera y, al final, estoy contenta porque he podido llegar sin problemas en la moto, aunque con uno de los trips roto, por lo que me costaba un poco navegar, ya que las indicaciones quedaban mucho más pequeñas y era difícil verlas bien pilotando», manifestó.

«Repasando los tiempos, ha ido mejor de lo que esperaba, porque yo he rodado dentro de un muro de polvo y los de delante no tanto, así que respecto a los pilotos con los que lucho por estar entre los 15 primeros no he perdido tanto como pensaba», concluyó.

Visita la Fuente: Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *