. . .

Especialista en Enfermedades Infecciosas aconseja mantener medidas de precaución para que «no se desborde la situación»

   LOGROÑO, 12 Jul. (EUROPA PRESS) –

   El médico especialista en Enfermedades Infecciosas, Medicina Tropical y del Viajero en el Hospital Universitario La Paz de Madrid, Pablo Barreiro, ha señalado que ante el coronavirus «no podemos levantar las medidas de precaución para que no se nos desborde la situación, porque así protegemos a los ancianos y personas vulnerables, y también para que los casos que se estén dando sean más leves».

   El también codirector del Máster de Bioética de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) en una entrevista a Europa Press ha recomendado el «uso de mascarilla incluso en lugares cerrados, porque el virus puede quedar en suspensión», y «realizar cualquier encuentro en lugares abiertos y bien ventilados para que el virus, que esté en suspensión se disipe antes».

   De cara al verano, y como tampoco hay estudios lo suficientemente claros sobre qué es mejor si el agua del mar, de las piscinas o de los ríos, ha abogado por «mantener la distancia de seguridad y evitar el contacto cercano».

   Barreiro, por otra parte, ha recordado que se considera rebrote «la aparición de un caso de infección por el coronavirus, y en torno al cual, ha habido una serie de contactos que hay que estudiar y que suelen dar positivo». No obstante, ha indicado que «en muchos casos éstos son asintomáticos, siendo, por tanto, un problema porque pueden seguir transmitiendo la enfermedad».

   A partir de ahí, se hace necesario el aislamiento, si bien «ahora no es tan prolongado como se hacía en un principio, ya que se les mantenía prácticamente aislados hasta que negativizasen la PCR, y ahora hemos visto que la PCR se pueden mantener positiva durante mucho tiempo, pero el contagio solo se prolonga entre 10 y 14 días desde que comenzaron los síntomas, y tres días después de desaparecer los síntomas».

   En este sentido, el especialista en enfermedades infecciosas ha indicado que la salvedad se encuentra en «personas que están en contacto con gente de riesgo, como cuidadores de ancianos o personal sanitario a los que se obliga a que la PCR sea negativa para que se puedan incorporar al trabajo».

   Barreiro ha aconsejado, además, que «aquel que tenga síntomas catarrales que lo consulte porque puede ser un caso, y por tanto no hay que dejarlo pasar; y si se conoce que se ha tenido contacto con alguna persona que ha sido diagnosticada comunicarlo, porque seguramente habrá que hacerle la prueba de PCR».

   El codirector del Máster de Bioética de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha indicado que era «esperable» que hubiera algún contagio más «una vez que se ha vuelto a la normalidad», si bien «la situación está bajo control», porque «además se están realizando más pruebas a más personas y se detectan más casos, siendo una gran mayoría asintomáticos, sin que se estén dando casos muy graves, en general».

Todos los datos y noticias actualizados en el Especial #coronavirus

Fuente:Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *