. . .

El Gobierno suaviza las exigencias para las becas y aumenta su cuantía en 100 euros

El Gobierno ha incrementado un 22 % el presupuesto de becas para el próximo curso 2020-21, con lo que las cuantías por beca aumentarán en 100 euros para la enseñanza postobligatoria no universitaria y las de grado y máster, y pasan a depender de un criterio de renta y necesidad económica y no de mérito académico.

Una de las principales novedades de la reforma de las becas que han anunciado este martes el Ministerio de Educación y el Ministerio de Universidades actualiza el umbral de renta más bajo para favorecer que «las familias con menos recursos» accedan a la beca completa (matrícula, cuantía fija de renta, cuantía de residencia en su caso y cuantía variable).

«Con la reforma actual, se equipara el umbral 1 prácticamente al umbral de pobreza, lo que implica, en la práctica, elevar el umbral de renta de manera muy considerable y aumentar, por tanto, la cobertura a los estudiantes con menos recursos económicos, que pasarían del umbral 2 al umbral 1 y que accederían a la cuantía fija ligada a la renta», expone el Ministerio de Educación, señalando que esta modificación beneficiará a 161.603 estudiantes.

Además, los requisitos académicos para obtener la beca universitaria completa se rebajan y se igualan a los necesarios para obtener la beca de matrícula. Solo se necesitará un 5 de nota de acceso a la universidad en el primer curso; para el segundo curso y posteriores, superar un porcentaje de créditos menor al actual modelo y se elimina la nota media.

386 millones de euros, «el aumento más importante en 10 años»

El incremento total del Gobierno es de 386 millones de euros, de los que 207 millones corresponden a enseñanzas no universitarias y 179 millones a becas universitarias.

Con este aumento -«el más importante de los últimos diez años», asegura el Ejecutivo-, la cifra total invertida en el Sistema Estatal de becas y Ayudas al Estudio es de más de 1.900 millones de euros, que beneficiarán a 625.514 estudiantes el próximo curso, 372.240 son de niveles postobligatorios no universitarios y 252.274 universitarios de grado y máster.

La medida de rebajar los requisitos académicos universitarios hará que se beneficien 54.853 becarios de grado y la cobertura a familias con menos recursos, que pasarían del umbral 2 al umbral 1, beneficiaría a 71.155 becarios de grado (65.627) y máster (5.528).

En el segundo curso de carrera y posteriores desde ahora se necesitará superar el 65 % de los créditos ECTS en las enseñanzas técnicas y en Ciencias, un 80 % en Ciencias de la Salud y un 90% en Ciencias Sociales, Jurídicas y Artes y Humanidades, porcentajes que en el modelo actual eran superiores además de necesitarse una nota media que ahora desaparece.

Por otra parte, los 100 euros más por beca de grado y máster aumenta la cuantía fija ligada a la renta del estudiante (de 1.600 a 1.700 euros), que es la que recibe el estudiantado del umbral 1.

La cuantía fija ligada a la residencia que obtienen las personas que residen fuera de su municipio pasaría de 1.500 euros a 1.600 euros.

En el caso de que el estudiante reúna requisitos para ambos tipos becas, las cuantías serán acumulativas y no excluyentes.

Se busca la «igualdad de oportunidades en el acceso a la educación»

Se pretende que las cuantías «se acerquen progresivamente a los costes reales que supone seguir estudios postobligatorios y reforzar su papel de apoyo a la verdadera igualdad de oportunidades en el acceso a la educación» ha recalcado Universidades.

Ha informado de que se duplica el número de personas beneficiarias de beca completa, pasando de 89.376 a 175.945 en el caso de estudiantado de grado y máster.

Y ha especificado que los beneficiarios por la elevación de la cuantía fija de renta serán 89.376 becarios de grado (81.198) y máster (8.178); y por la cuantía fija de residencia 85.996 becarios de grado (78.144) y máster (7.852).

Asimismo, aumenta la inversión en personas con discapacidad. En el caso de estudios universitarios, se propone cubrir el coste completo anual que tienen las matrículas de estudiantes con discapacidad de la UNED (con un coste estimado de más de tres millones y medio de euros y beneficiaría a 4.737 estudiantes con discapacidad).

Todas estas medidas se plasmarán en un real decreto de umbrales que ambos ministerios presentarán en las próximas semanas al Observatorio Universitario de Becas y Ayudas al Estudio.

Por otro lado, Universidades y Educación trabajan en la creación de un portal único de becas que mejore la información de las convocatorias, una de las reclamaciones de los universitarios pues, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF, 2019), la falta de información provocó que alrededor de un 17 % del estudiantado no solicitara becas al no recibir información sobre su existencia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *