. . .

El alcalde de Lleida pide «claridad» y pone en duda que una magistrada pueda «decidir sobre la situación sanitaria»

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) –

El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, ha pedido a primera hora de este lunes «claridad» sobre la decisión de confinar la zona por el rebrote de coronavirus y ha puesto en duda que la juez del Juzgado de Instrucción 1 de Lleida pueda «decidir sobre la situación sanitaria».

«Me acosté con el espíritu del fiscal y me he levantado con la interlocutoría de la juez», ha asegurado Pueyo en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, después de que la magistrada acordase a última hora de este domingo no ratificar la decisión la Generalitat de prohibir toda salida y entrada a Lleida ciudad, Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, La Granja d’Escarp, Massalcoreig, Torres de Segre y las entidades municipales descentralizadas de Sucs y Raimat.

Desde su punto de vista, «no hay elementos o argumentos de tipo jurídico» que lleven a una juez a no confinar el territorio, y se deberían «estar tomando decisiones sobre bases científicas o sanitarias».

En este sentido, el alcalde ha reconocido una «sensación de desorden» y de «disgusto», sumado ahora a la «incertidumbre» tras la decisión de la juez. A su juicio, son Gobierno y Generalitat los que «deben tomar un acuerdo».

Pueyo se ha expresado así a raíz del auto –que se puede recurrir– y en que la juez ve desproporcionada la resolución del Govern, cuyo objetivo, además, «no es sino eludir la aplicación del estado de alarma parcial» y que ésta una competencia estatal.

El propio auto añade que no puede argumentarse que ya hubo un confinamiento en Òdena (Barcelona) y que hay vigente un confinamiento perimetral en el Segrià (Barcelona), «pues las medidas allí contempladas, restricción de movimientos, nunca confinamientos domiciliarios generales, suponían una afectación de mucha menor intensidad de los derechos fundamentales que lo que ahora pretende el gobierno de la Generalidad».

En esta línea, Pueyo ha recordado que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, reclamó públicamente que se tomasen «medidas más contundentes» en la región. «Tenemos 108 personas ingresadas, 13 en la UCI, y la edad media ha disminuido hasta los 55 años», ha alertado.

Así, el alcalde ha insistido en que necesita «seguridad, claridad» y también «medidas concretas», por lo que ha solicitado a la Generalitat catalana «más recursos» para enfrentar el brote de Covid-19 y parar la transmisión comunitaria.

Todos los datos y noticias actualizados en el Especial #coronavirus

Fuente:Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *