. . .

Bolsonaro asegura que vetó algunos puntos del proyecto de ley que decretaba el uso de la mascarilla

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha revelado este jueves que ejerció su derecho al veto en varios de los apéndices del proyecto de ley que decretaba la obligación del uso de mascarilla en espacios públicos, y que tras ser aprobado por el Congreso de los Diputados el pasado 9 de junio deberá ser publicado en el Boletín Oficial este viernes.

El anuncio se ha hecho durante su comparecencia habitual de los jueves en su página de Facebook y ha explicado que algunos de los vetos estaban relacionados con las secciones que imponían el uso de la mascarilla «dentro de casa», pese a que el Congreso siempre negó cualquier interpretación en este sentido.

«Hoy hubo varios vetos a un proyecto de ley que hablaba sobre el uso obligatorio de las mascarillas, incluso dentro del hogar», ha dicho Bolsonaro durante su intervención, en la que ha estado rodeado de otras seis personas y no ha parado de toser.

«Yo lo veté, ¿verdad? Nadie va a entrar a tu casa para multarte. Yo mismo, aquí, podría ser multado ahora porque no tengo mascarilla», ha señalado.

El proyecto de ley, que sufrió varias modificaciones por parte del Senado antes de ser aprobado por el Congreso, hace obligatorio el uso de mascarilla en lugares públicos, como en los servicios de transporte, escuelas, espacios cerrados y en aquellos establecimientos privados de acceso común, como centros comerciales, tiendas y lugares de culto.

Pese a las palabras de Bolsonaro, la Secretaría General de la Mesa del Congreso explicó en su momento que la ley nunca contemplaba la posibilidad de hacer obligatorio el uso de mascarilla en los hogares e insistió en que una garantía constitucional no puede ser violada bajo ningún circunstancia por una ley ordinaria, ha recordado el rotativo ‘O Globo’.

El texto también contemplaba las multas económicas que podrían sufrir aquellas personas que se saltasen la norma y la obligación de las autoridades de cada municipio y estado a facilitar material de protección a las poblaciones más vulnerables, así como la de las empresas públicas para hacer lo propio entre sus trabajadores, dando como prioridad a la compra de productores locales.

Bolsonaro ha aparecido en numerosos actos públicos sin mascarilla y sin guardar siquiera las medidas de distanciamiento, a pesar de que Brasil es el segundo país del mundo más afectado por la pandemia de COVID-19 y ya roza los 1,5 millones de casos acumulados y casi 62.000 fallecidos.

Su reticencia a utilizar mascarilla, incluso cuando se rodea de sus seguidores, finalmente tiene sus días contados, al menos en Brasilia, donde un juez le ordenó hace un par de semanas usar esta protección mientras se encuentre en espacios públicos del Distrito Federal, so pena de una multa de 2.000 reales (más de 340 euros) por cada día de incumplimiento.

Todos los datos y noticias actualizados en el Especial #coronavirus

Fuente:Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *