. . .

Un texto muy especial que nos lleva a la primera mitad del siglo XX en Francia. Una autobiografía que Violette Leduc publicó en 1964. Editada recientemente por Capitán Swing. el prólogo es de Simone de Beauvoir y la traducción, de María Helena Santillán. Violette es hija de madre soltera y tuvo una niñez muy difícil. Se refugió en su abuela, quien está muy presente, sobre todo, en la primera parte de la autobiografía. En la obra se presenta a sí misma como una niña llena de complejos. Unos complejos que aumentan con los años. “He sido creada en el terror de la inseguridad”, llega a escribir la autora en La bastarda.