. . .
elsa y el caallo de agua

Cualquiera diría , habiendo visto ya las dos películas de Frozen, que Elsa, la reina de Arendelle ya en esta segunda parte, originalmente iba a ser una malvada a lo Cuella Deville.

Es cierto que hay momentos en las películas en la que la vemos dudar de si misma, de sus poderes, de quien es en realidad, aunque esto último ya nos queda bastante claro al terminar la segunda parte.

Su versión original, adaptada del Cuento del Hadas «Kai y la Reina de las Nieves» de Hans Christian Andersen, era una malvada bruja con un ejercito de muñecos de nieve gigantes y diabólicos, pero finalmente Disney decidió adentranse en otros males internos que están más presentes en nuestra sociedad, más allá (mucho mas…) del bien y del mal.

Elsa tiene problemas para encontrar su sitio en la sociedad, tiene miedo internos como pueden padecer muchos adolescentes en la actualidad por sentirse o ser directamente diferentes a la media, y todo ello sin llegar a ahondar en su sexualidad como se rumoreaba antes de conocerse la película final. Quizás se atrevan en Frozen III.

Por lo pronto lo que nos deja está última entrega son un montón de imágenes imborrables, como Elsa a lomos de Nokk, el caballo de agua, o la resbaladiza salamandra de fuego Bruni. No nos olvidamos tampoco de Olaf, que hace las veces de adulto sabelotodo y de niño con preguntas existenciales impertinentes.

Todo ello y más nos ha dejado una gran cantidad de productos nuevos de Elsa, la reina de Arendelle, salidos de esta última entrega que podéis encontrar aquí debajo. ¡Espero que os gusten!

Frozen II

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *