. . .

Cristina Pedroche ya nos tiene acostumbrados a dar la campanada, en todos los sentidos. Lo cierto es que juega con la baza del «enseño pero no enseño».

Tu también puedes ser Cristina Pedroche con esta lencería

Lo cierto es que no tiene nada de espectacular, un cuerpo femenino sano en base a ejercicio y una buena dieta (tiene quien le cocine fresco y tiempo de sobra para ejercitarse). Lo cierto es que tiene lo necesario para estar así, tiempo y comida con alimentos frescos. Si tuviera que atender un horario de oficina, con su tiempo de ida, vuelta y atender churumbeles, otro gallo cantaría.

Ella tiene tiempo y medios para mantenerse asi y todo el derecho a lucirlo, por eso además se dedica al espectáculo.

Al final, enseñe mas o enseñe menos, el morbo va a estar ahí y nos va a acompañar los próximos días. No es más que un cuerpo femenino, mejor o peor como el que hemos visto cualquiera y unos trapitos similares a los que cualquiera podemos llevar, nos quede como nos quede. Lo que dudo es que nos atrevamos a salir así a la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *