. . .

Si te obsesiona el volumen, tienes que probar un secador con peine voluminizador: melenón asegurado

Conseguir más pelo se ha convertido en una verdadera obsesión para todas, no solo las que tenemos el cabello fino y liso y, además, hemos visto cómo la densidad disminuye pasito a pasito pasado los 30. Hasta las propietarias de melenas abundantes y largas procuran reforzar al máximo la sensación de volumen y cuerpo, prueba de lo mucho que nos están influyendo el recurso constante a extensiones y apliques de las famosas. Pongamos la cruda realidad sobre la mesa: estamos tratando de imitar con nuestros pobres recursos looks que tienen truco, y de los caros. Difícilmente podremos ponernos a la altura de sus melenazas a tope de pelo falso, pero sí que está a nuestro alcance multiplicar la presencia de nuestro propio pelo con un par de gestos fundamentales. El más importante es el secado.

No nos queda más remedio que volver a las abuelas, cuando nos recomendaban secar la melena boca abajo. Sobre todo si tienes el pelo liso y fino, era la manera más fácil de conseguir que las raíces se separaran levemente del cuero cabelludo, aportando más movimiento y sensación de densidad. Por suerte, hoy tenemos herramientas que nos ayudan a lograr ese mismo efecto de una manera más efectiva. Si recurres a polvos y líquidos voluminizadores para que tu melena pese más, tienes que sumar a tu rutina el secado con peine voluminizador. Conseguirás volumen desde la raíz a las puntas.

Existen muchos modelos de secador con peine XXL en el mercado. Uno de los más efectivos y baratos es el One-Step Hair Dryer and Volumizer de Revlon: te saldrá por poco menos de 50 euros, mucho más barato que el Airwrap de Dyson (499 euros). Con él matas dos pájaros de un tiro: secas con ese plus de volumen y moldeas. Philips tiene un peine secador rotatorio con el que, además, crearás ondas (el StyleCare Advanced, por menos de 60 euros). Muy parecido pero por la mitad de precio tienes el Braun Satin Hair. Todos son herramientas perfecta para conseguir la icónica y suave melena de Kate Middleton, sin acudir a la peluquería: añaden volumen, terminan con el ‘frizz’ y consiguen una textura sedosa espectacular.

También te interesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *