Cómo conseguir el bronceado efecto sol de Aitana y Bella Hadid sin exponer el rostro a las arrugas de la radiación solar

El comienzo del verano suele ser una época especialmente feliz del año, no solo porque ya estamos adelantando el gozo de las inminentes vacaciones, sino porque ya podemos tomar el sol en terrazas, piscinas y playas, una cita que este año viene con el alborozo extra de poder romper el confinamiento de la Covid. Las dermatólogas y maquilladoras son especialmente insistentes a la hora de ponernos en alerta en este preciso momento: por mucho que nos apetezca ponernos cara al sol, tenemos que seguir llevando nuestra crema de protección solar, a ser posible pantalla total. Eso es algo que, probablemente, Aitana y Bella Hadid no están haciendo, pues lucen ya en el rostro ese toque de sol del primer bronceado que tanta envidia nos da y tanto queremos conseguir. Consejo: cuidado con lo que deseas.

El color rojizo que lucen las mejillas de Aitana y Bella Hadid, una pigmentación previa al bronceado que viene acompañada de la intensificación de las pecas, es muy característica de las pieles jóvenes, que aún no ha acumulado demasiado sol en su contador particular. Es preciosa, claro, porque además es síntoma de juventud, pero sería un error lanzarnos a exponer directamente la cara a la radiación solar, sea cual sea nuestra edad. La única manera de no estropear la delicadísima piel del rostro es no ofrecérsela directamente al sol jamás y protegerla con un protector pantalla total. A los 30 te alegrarás muchísimo de haberlo hecho y a los 50, mucho más.

La alternativa sana al toque de sol del que presumen Aitana y Bella Hadid es recurrir al maquillaje y sustituir la pigmentación química por la cosmética. Los polvos de sol son nuestros mejores aliados en esta operación: un toque del bronzer que más se adapte a nuestro tono de piel nos va a dar esa sensación de verano que andamos buscando. Además, podemos atrevernos a marcar unas ligerísimas pecas con un lápiz marrón. Y si quieres sonrojar las mejillas, puedes ensayar uno de los trucos secretos de los maquilladores: mezclar corrector líquido marrón oscuro con un poco de pintalabios rojo en el dorso de la mano. Con una brocha limpia, podemos extender la mezcla suavemente por el pómulo de manera horizontal y sin llegar hasta las patillas. Para un extra de brillo, puedes matizarlos con un poco de vaselina previamente calentada (truco de las coreanas). Igual no te sale a la primera, pero si lo ensayas conseguirás un efecto sol sin sol genial.

También te interesa

Clara Lopez

Clara rebusca las ofertas y los productos que te interesan por toda la red. Compradora compulsiva controlada

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: